Óscar de Marcos no está teniendo suerte en este primer tramo de la temporada. El jugador rojiblanco solo ha podido disputar cuatro partidos a las órdenes de Kuko Ziganda debido a una lesión de tobillo que le mantiene en el dique seco desde hace casi mes y medio. Ahora, ante la persistencia de sus molestias, deberá recibir tratamiento con infiltraciones, por lo que se alargará su proceso de recuperación y continuará sin poder reaparecer…

Origen: MD