Jugar como nunca para perder como siempre. Las lecturas del partido disputado por el Athletic el pasado domingo en Mestalla van por esta línea. El equipo de Ziganda convenció, sobre todo en la segunda mitad, pero no venció a un Valencia que supo apretar el culo atrás cuando mayor era la presión bilbaína…

Origen: MD