El Athletic cayó ayer domingo por 3-2. Los rojiblancos tuvieron capacidad de reacción tras el 2-0 con el que acabó la primera mitad, pero el magnífico gol materializado por Aduriz y el segundo, obra de Raúl García, no fueron suficientes para al menos haber sumado un empate, el resultado que hubiera sido el más justo según lo visto sobre el terreno de juego de Mestalla. Unai Núñez pudo marcar el 2-2, pero inmediatamente…

Origen: MD