El parón liguero debe servir a Ziganda y a los suyos para trabajar con tranquilidad e ir engrasando la máquina, que falta hace, y al resto, para analizar lo visto hasta ahora, especialmente en Mestalla, donde el equipo volvió a perder, pero dejando otra imagen sobre el terreno de juego. La reacción, tras el fiasco ante el Zorya, se quedó a medias porque no se logró puntuar, sin embargo apreciamos brotes verdes en el juego del Athletic, o eso queremos ver…

Origen: MD