La sesión de esta mañana ha deparado la ausencia de Óscar de Marcos, que ve cómo la lesión de su tobillo izquierdo le está dando mucha guerra y deberá recibir infiltraciones, y el golpe sufrido por Iago Herrerin en un lance con Sabin Merino. El jefe de los servicios médicos, Josean Lekue, ha atendido al guardameta, que de hecho ha podido continuar el entrenamiento después de que le trataran la mano lastimada…

Origen: MD