El Athletic retomó el pulso competitivo el pasado domingo ante el Valencia. El equipo de Kuko Ziganda había dejado muy preocupada a la afición tras la derrota ante el Zorya en San Mamés (0-1) y unos días antes, contra el Málaga a domicilio, también había ofrecido una mala imagen por la forma en la que se dejó empatar el 1-3 que reflejaba el marcador en el minuto 70…

Origen: MD