Vuelvo a mi rincón tras algo más de dos semanas de asueto. Me fui de vacaciones el día que el Athletic empató en Berlín con el Hertha y volví a trabajar para la derrota de Mestalla. Solo transcurrieron 17 días, pero se ha pasado de un ambiente de ciertas dudas lógicas a prácticamente acudir a San Mamés con las antorchas. No está bien el equipo y el primero que lo sabe es Ziganda , así lo manifiesta en casi todas las ruedas de prensa. Es de alabar su espíritu autocrítico…

Origen: MD