Aymeric Laporte es el paradigma de rojiblanco indiscutible. Lo ha jugado todo esta temporada. Kike Sola es su antítesis. Consumados ya 13 encuentros oficiales, el delantero de Cascante sigue inédito. No sólo no ha jugado un solo minuto, sino que ni siquiera ha formado parte de una sola convocatoria. Cualquiera diría que es invisible…

Origen: Marca.com