BILBAO – El vídeo, de cuatro minutos de duración, retrata una escena rutinaria de Yeray Álvarez desde semanas atrás. El documento audiovisual proyecta la reflexión del central rojiblanco durante el trayecto, en una mañana clásica de sirimiri, en su automóvil desde Barakaldo, su cuna, a las instalaciones Lezama y en el que desvela, volante en mano, el lado íntimo…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia