San Mamés. La Catedral del fútbol español. O desde hace cuatro años, el nuevo Estadio de San Mamés. Da igual. En definitivas cuentas, un escenario a la que su afición, la del Athletic, siempre hace especial por la química que despierta con su equipo y rival. “Ganamos dos años seguidos y en las dos salimos ovacionados. Jamás olvidaré cómo nos despidieron cuando vencimos por 0-4”…

Origen: sevilla.abc.es