BARAKALDO – 67 días después, Kike Sola volvió a escena. Lo hizo en Lasesarre, donde el ariete, tras quedarse fuera de las convocatorias en todos los partidos oficiales disputados por el Athletic en lo que va de temporada, dispuso de ochenta minutos para intentar dar un paso al frente y recuperar parte de la confianza de José Ángel Ziganda…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia