Una vez atada la renovación de Beñat Etxebarria hasta 2020, el panorama rojiblanco está aún necesitado de despejarse. Son varios los jugadores que concluyen su compromiso con el Athletic el 30 de junio de 2018, unos con más peso que otros, más significativos para la masa social. Sobre todo es el caso de Kepa Arrizabalaga, que de momento, y que se sepa, no ha lanzado ningún guiño, al menos público, al presidente para que su continuidad sea un hecho…

Origen: MD