BILBAO – El encuentro ante el Sevilla, resuelto con una balsámica victoria, exigió al máximo a los pupilos de José Ángel Ziganda, que celebraron con efusividad los tres puntos sumados en un partido que Mikel Balenziaga terminó dolorido. El lateral de Zumarraga, titular en la banda izquierda, completó los noventa minutos con la intensidad y concentración que le caracterizan, a pesar de sufrir durante los segundos 45 minutos una contractura en uno de sus gemelos…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia