La segunda parte del partido contra el Valencia y la cita ante el Sevilla en San Mamés nos han ofrecido señales positivas sobre la progresión del equipo de Kuko . En Mestalla, los rojiblancos tuvieron la personalidad suficiente para no venirse abajo con el 2-0 con el que se llegó al descanso y lograron recortar distancias en el segundo periodo aunque finalmente se vinieron de vacío -lo más justo hubiera sido un empate- y el sábado jugaron su partido más completo en lo que va de temporada…

Origen: MD