Claramente el Athletic está pasando por una fase de la temporada en la que no carbura. Una victoria en los últimos ocho partidos que ha disputado en las diferentes competiciones es buena muestra de ello. Daba la sensación de que el triunfo frente al Sevilla –ese es precisamente el único marcador favorable que ha protagonizado– podría generar un repunte en la trayectoria de los leones, pero el desplazamiento a tierras suecas echó por tierra esa sensación…

Origen: GARA