BILBAO – En la liga es imposible hallar una réplica del Ostersunds, singular por filosofía, origen, historia, organización, estilo de juego y ubicación, muy alejada de las ciudades donde se concentran los clubes punteros de su país. Leganés y Madrid, sede de entidades de gran tradición futbolística, están distanciados por apenas diez kilómetros, pero los pepineros son un caso aparte, pues prácticamente toda su existencia ha transcurrido en Regional…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia