La preocupación se ha disparado en Bilbao tras el repaso futbolístico que recibió el Athletic por parte del desconocido Östersunds el pasado jueves. El punto rescatado ‘in extremis’ con el gol de Iñaki Williams no mitigó la frustración de verse superados de principio a fin por el alegre equipo de Potter. La única manera de tranquilizar al personal es venciendo y convenciendo esta tarde en Butarque (Matheu Lahoz, 18.30 horas, beIN…

Origen: MD