El Athletic necesita un buen resultado en Butarque para salir de la depresión en la que se encuentra inmerso, de la que parecía haber salido tras su triunfo ante el Sevilla, pero que en tierras suecas volvió a manifestarse de manera palpable. Enfrente no tendrá al rival más adecuado, pues el Leganés lleva cuatro jornadas sin conocer la derrota –dos victorias y dos empates– y sin encajar gol…

Origen: GARA