El Athletic se vuelve de vacío de Butarque. Los leones afrontaron el duelo frente al Leganés como una oportunidad de reengancharse a la Liga tras haber ganado el sábado pasado al Sevilla y entremedio no pasar del empate europeo en un flojo encuentro contra el Ostersund. Se marchán con una derrota, la cuarta de un campeonato en el que sólo se han conseguido tres victorias mientras que dos partidos han terminado en empate…

Origen: Marca.com