SOLO la entrada de Ander Iturraspe al terreno de juego en la segunda mitad por un gris, muy gris, Mikel Vesga, aportó algo de criterio y sentido al centro del campo del Athletic, superado una vez más, y ya van unas cuantas a lo largo de esta temporada, por su rival. El Leganés, sin duda una de las sorpresas más gratas de este arranque de curso, solo sufrió diez minutos…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia