BILBAO – Iñigo Lekue fue uno de los protagonistas del encuentro que el sábado enfrentó al Athletic y al Barcelona en San Mamés. El lateral, que actuó en el costado izquierdo debido a la ausencia de Mikel Balenziaga, fue uno de los futbolistas más destacados sobre el verde y cuajó su actuación más redonda de la temporada. Pese a la derrota, el conjunto rojiblanco ofreció una imagen esperanzadora que le debe elevar la moral de cara al encuentro del jueves frente al Ostersunds y que se antoja como una final…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia