Como si de los personajes de aquel mítico western se tratase, el Athletic ha protagonizado los tres papeles en cuestión de días. Lo bueno, sin duda, ante al Barça, recuperando buena parte de aquella versión perdida en San Mamés. La de un equipo valiente, vertical, decidido y percutidor contra la meta rival. Lástima no haber aprovechado alguna de las cuantiosas oportunidades frente a una de las ‘performances’ más pobres, ‘amarrategis’ y ramplonas del Barça en Bilbao. Así es el fútbol, unos se llevan los puntos y otros, el calor de las sensaciones…

Origen: MD