«La enmarcaré y pediré a todos que me la firmen, esta camiseta hay que guardarla para siempre», confesaba todavía incrédulo tras tocar el cielo después de jugar con «los mayores», que diría Javier Clemente, «jugar allí», en San Mamés, que diría Miguel de Andrés. Era su debut ante el Getafe. Unai Núñez, que se batía el cobre hace unos meses ante rivales como el Zamudio…

Origen: GARA