Graham Potter (Solihull, Inglaterra, 42 años) atiende a EL CORREO desde su domicilio en Suecia, donde lleva unos días preparando el duelo contra el Athletic. Es amable y educado, extremadamente respetuoso con su rival de este jueves, impaciente por venir a Bilbao y «competir en San Mamés». Confiesa que en el Jämtkraft Arena el Östersunds hizo el «mejor partido…

Origen: El Correo