Aduriz, Raúl García y Laporte, tres de los pesos pesados, ayer en Lezama.BILBAO – El Athletic vivió ayer una dura resaca. La dolorosa derrota que sufrió en Vigo, en un nuevo ejercicio de pobreza futbolística, ha dejado tocado al vestuario, como así lo reconocieron en Balaídos algunos de sus pesos pesados. El equipo se adentra en una enésima reflexión sobre las causas que impiden al conjunto rojiblanco mostrar la versión que…

a través de Deia, Noticias de Bizkaia