La plantilla rojiblanca tiene unos días por delante para descansar y trabajarComo dijo Ziganda el pasado domingo tras sufrir ante el Celta los leones el enésimo batacazo de esta temporada, siempre vienen bien los parones. El técnico rojiblanco se refería, más que nada, a que estos periodos sin competición oficial son positivos para que los jugadores recuperen fuerzas después de una exigente serie de partidos. Puede ser verdad, pero en su caso lo importante es que tiene casi dos semanas por delante para tratar de mejorar los numerosos aspectos del juego en los que ha venido fallando su equipo…

a través de MD