Ziganda golpea el esférico durante el entrenamiento de ayer en Lezama.Lo que no mejora, empeora. Y el Athletic sigue cayendo sin haber dado con sus huesos en el fondo. Lo de Vigo fue otra más. Es un partido que se ajusta más a la realidad del conjunto rojiblanco en esta temporada que lo mostrado frente al Barça. No se trata de ser negativo, es que cuesta ver detalles positivos a los que agarrarse. Elegir la peor actuación del curso empieza a ser complicado por la abundancia y a la parroquia se le empieza a hinchar la vena del cuello…

a través de MD