Los jugadores rojiblancos celebraron el triunfo con los hinchas.La imagen de la derecha de Mikel Rico, en camiseta interior, estrechando la mano a unos aficionados del Athletic presentes en Lviv habla por sí sola. El encuentro frente al Zorya salió a pedir de boca de equipo y seguidores rojiblancos. Bajo un intenso frío, el calor del triunfo y la consiguiente clasificación para octavos sirvieron para aunar voluntades y sentimientos un tanto frustrados de un tiempo a esta parte…

a través de MD