Los jugadores del Athletic celebran el gol de la victoria sobre el Levante.Minuto 82 de partido en el Ciutat de Levante y a buena parte de la afición granota le da por corear “burro, burro, burro” al colegiado Estrada Fernández. Un síntoma muy evidente de la impotencia de la hinchada local tras el autogol de Postigo poco después del empate de su equipo. Al colegiado, cómo no, le tocó pagar los platos rotos y la propia impotencia granota…

a través de MD