De Marcos y Núnez bromean durante el entrenamiento de ayer en Lezama.BILBAO- No se conoce un equipo que se haya condenado en la decimosexta jornada de liga. O que haya entonado el alirón. El calendario concede aún mucho margen para que Athletic y Real enderecen el rumbo o se aboquen a firmar un año anodino, carente…

a través de Deia, Noticias de Bizkaia