El sueño se hizo realidad en el verano de 2016, cuando consiguió un puesto en el primer equipo. Su debut con el conjunto bilbaíno llegaría el 15 de septiembre de ese mismo año. Pero la felicidad dejó paso al desconcierto tres meses después: fue diagnosticado de cáncer. Ahí…

a través de 24por7