SE esfuerza Ziganda, al igual que los jugadores, en mantener viva la llama de la esperanza mientras alrededor gana enteros la resignación. La convicción de que asistimos a una temporada de transición se generaliza en la calle ante la ausencia de síntomas que anuncien la…

a través de Deia, Noticias de Bizkaia