Aduriz volvió a ser decisivo en la Europa League, firmó un doblete en Moscú y acerca al Athletic a octavos.Hay cosas que no cambian. En Bilbao o en Moscú. En verano o en invierno. Con 36 años o con 37. La Europa League continúa siendo una competición fetiche para Aritz Aduriz. Se mueve a ritmo de récord. El domingo fue su cumpleaños y en el primer encuentro en el que se viste de corto, doblete. En el momento más oportuno. Cuando los ánimos de la tropa estaban tocados, para colmar de esperanza el futuro zurigorri…

a través de MD