Dos furgonetas de la Ertzaintza reforzaban anoche la seguridad en el Casco Viejo de Bilbao. Foto: Juan LazkanoBILBAO- Ertzaintza, Policía Municipal, Ayuntamiento de Bilbao y Athletic pusieron ayer en marcha el que está considerado como el mayor despliegue de seguridad en la villa para un evento deportivo. La amenaza que supone la llegada de unos 2.500 aficionados del Spartak…

a través de Deia, Noticias de Bizkaia