En estos tiempos se diría que Iribar estaba on fire. En aquellos, que estaba muy bien. En plena madurez, indiscutible en el Athletic y en la selección, el guardameta rojiblanco era una garantía. Hay quien afirma…

a través de FIEBRE ROJIBLANCA