Agentes de la Ertzaintza acceden a la grada donde se ubican los franceses tras el apuñalamiento a un guardia de segudidadEl alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, ha pedido a la UEFA “que castigue” a los clubes cuyas aficiones hayan demostrado reiteradamente su actitud violenta y que, así, no se les reserve entradas para visitar los campos de equipos rivales…

a través de Deia, Noticias de Bizkaia