Varios jugadores del Athletic se ejercitan ayer en Lezama, en la previa del choque ante el Barcelona.BILBAO- Los registros, abrumadores, hacen del Barcelona el enemigo intratable por antonomasia. La Supercopa de 2015 y un triunfo en San Mamés por la mínima en 2013 son dos islotes en mitad de la inmensidad de un océano de éxitos catalanes. Para hallar el último partido ganado…

a través de Deia, Noticias de Bizkaia