La afición rojiblanca no pudo cantar victoria en un duelo para el que había recuperado las esperanzas tras la excelente imagen dada por los leones en Villarreal.Otro palo en San Mamés. Y de los gordos. Porque es difícil decepcionar al que ya no espera nada. Pero cuando levantas ciertas expectativas, como hizo el Athletic con su partidazo en Villarreal, un golpe de realidad como…

a través de MD