La selección española femenina Sub-17 saltó al verde de Marijampole con la intención de hacerse con los mandos del encuentro desde el primer minuto de juego. España manejaba el partido, buscaba la asociación y perseguía constantemente la recuperación cuando perdía el balón por medio de una presión ahogante…

a través de rfef.es