El fútbol español, queramos o no, nos guste o nos disgusté, ha marcado un rimo de espectáculo que sólo un tortazo económico podrá detenerlo. La afición vizcaína, sin desear mezclar a su Athletic en tal maremágnum…

a través de FIEBRE ROJIBLANCA