La realidad del Athletic se vive en dos escenarios. De un lado está el deportivo, a pleno rendimiento en la mitad de la pretemporada, y de otro el institucional, con unas elecciones en barbecho a la espera de que se confirme la convocatoria y se aclaren las candidaturas…

a través de Marca.com