La estirada de Unai Simón fue insuficiente para detener el golazo de Ávila, la última diana de la noche.La primera decepción sube al marcador de San Mamés. El Huesca se rebeló en el último tramo para arrancar un empate e impedir así el pleno del Athletic en el arranque del campeonato. Todo apuntaba a un nuevo triunfo, la mejoría del conjunto de Berizzo tras una primera parte…

a través de Deia, Noticias de Bizkaia