La afición rojiblanca estuvo metida de lleno en el partido a fin de llevar en volandas a los leones.San Mamés, con 39.261 fieles en las gradas, vuelve a hacer gala de su incondicional apoyo a los leones en un partido en el que dio por buena la entrega de los hombres de Berizzo…

a través de Deia, Noticias de Bizkaia

Anuncios