Iñaki Williams choca su mano con Muniain tras marcar en el WandaDicen que a los porteros se les exige detener aquellos balones “parables” para marcar la diferencia. Si hablamos de delanteros, ocurre algo similar. Llevar el 9 te obliga a facturar goles de entre los cuales no todos marcan la diferencia para sumar de tres en tres…

Origen: MD