A pesar del mal partido del Athletic y de entrar en descenso, los más de 39.000 espectadores que acudieron a La Catedral el domingo se marcharon sin ningún reproche, ostensible al menos, hacia el equipo. Diría…

Origen: MD