BILBAO- La ida de los dieciseisavos de final de Copa trajo consigo la entrada más baja de la temporada en San Mamés, donde solo se dieron cita 25.360 espectadores. La afición rojiblanca, marcada en su ánimo por la mala…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia