Eunate Arraiza es un ejemplo magnífico de cómo aceptar con naturalidad los contratiempos de la vida. La jugadora del Athletic Club y de la selección española ha aprendido a convivir con una discapacidad auditiva severa para poder abrirse paso en el fútbol, formarse para el futuro y cumplir un buen puñado de sueños

Origen: Marca.com