El cambio en el banquillo rojiblanco parece haber dejado de causar el efecto soñado y devuelve a los leones a una peligrosa senda de empates, siendo el del pasado sábado especialmente doloroso y polémico…

Origen: MD