Jugar el lunes, algo a lo que el Athletic se ha acostumbrado, obliga a seguir el resto de la jornada con intriga. Haciendo cábalas sobre lo que resulta más conveniente para sus intereses. Siempre suponiendo que los bilbaínos hagan sus deberes mañana en Vigo. De momento, con la mitad de los partidos concluidos, hay una noticia buena y otra mala para los leones…

Origen: MD