El colectivo rojiblanco, sin los sancionados Yeray y Raúl García, asume la exigencia de ganar en Balaídos para salir del descenso en una jornada poco propicia para sus intereses…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia